miércoles, 22 de julio de 2009

el último poema (5): dedicatoria


Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.

(Leopoldo María Panero: Last river together, 1980)

5 comentarios:

Januman dijo...

Testigo es su cadáver aquí donde boquea el poema
de que nada se ha escrito ni se escribió nunca
y ésta es la cuádruple forma de la nada.

(Leopoldo en "Paradise Lost")

lunaceronte dijo...

Donde no hay color,
es el amanecer de las formas.

Donde la bestia muge,
es el despertar del leopardo.

Donde mi voz tiembla,
el comienzo del poema.

(L.M.P., de "Guarida de un animal que no existe")

lunaceronte dijo...

imprescindible la biblia negra:

- Leopoldo María Panero, "Poesía Completa (1970-2000)", Edic. de Túa Blesa. VISOR.

Januman dijo...

Vaya...tenemos la misma biblia...
Oremos hermano:

La flor sucia de la vida
cae al suelo y pregunta
a Dios por qué existió.
Página 542

francisco javier casado dijo...

amén