martes, 15 de septiembre de 2009

el último poema (12): francesca woodman


Desde que, con 13 años, Francesca Woodman decide inmortalizarse con una pequeña cámara Rolleiflex, hasta la fotografía mental de su muerte, hay desnudez surrealista, piel, desgarradura esquelética, cuerpos en el espejo, sensualidad fantasmal, búsqueda, misterio...; esto es: toda una inspirada-inspiradora poética de magia encarnada-descarnada en blanco y negro.




Dice en su diario adolescente: Esta noche no estoy contenta. Pienso y hablo a menudo sobre mi detestable tendencia al romanticismo. Creo que el esfuerzo de deshacerme de esta actitud en mi trabajo ha tenido un extraño efecto en mi vida... La fotografía es también una manera de conectar con la vida. Hago fotos de la realidad filtradas a través de mi mente.

Esta fuga del romanticismo es ardua para la joven artista estadounidense (tanto que le cuesta la vida). Se expresa a través del cuerpo -a menudo el suyo-, o partes del cuerpo. Despoja la imagen de color, ornamentos, detalles significativos, sentimentalismo. El escenario es un espacio incierto y austero: una pared deteriorada, un dormitorio cochambroso, un tablado. En este lugar se desnuda la piel, se vislumbra a través de un desgarrón en la ropa, ensombrece, brilla, se enfrenta al espejo...; pero siempre nos habla la piel en libertad, con una desnudez que parece querer desnudarse aún más. Hasta helarnos el alma. No hay desesperación o melodrama en su objetivo. No hay un significado evidente. Hay sugerencia, duda, experimentación. Arte.


Francesca pone en su muerte todo ese sedimento romántico que ha ido filtrando de sus fotografías y, en enero de 1981, se lanza al vacío desde una ventana de Manhattan. No ha cumplido los 23 años. Se lleva al país de los sueños el enigma de títulos tan turbadores como: 'Y se me había olvidado cómo se lee música' o 'Y un día más desperté sola en estas sillas blancas'.




6 comentarios:

marco antonio raya. dijo...

sillas blancas. no conocía la historia. me han dado ganas de fotografiar para siempre.

gracias.

francisco javier casado dijo...

gracias a usted por las ganas

Caio Fernandes dijo...

muy bueno conecer tu blog .
este ultimo post es incredible .
se un dia visitar me , espero que guste del mi trabajo .

francisco javier casado dijo...

gracias por la visita, caio. un primer paseo por tu blog me ha resultado inquietante, muy sugestivo. volveré con más tiempo y los sentidos menos rotos. saludos

Maite Aurtenechea dijo...

Turbador, conmovedor e inspirador. Hasta se me asomaron ninfáticas lágrimas. Gracias.

Maite Aurtenechea dijo...

Turbador, conmovedor e inspirador. Hasta se me asomaron ninfáticas lágrimas. Gracias.